jun 13, 2011 - eLearning, General    Sin comentarios

Proveedores vs. clientes en eLearning, algunos consejos.

Desde la experiencia de la consultora que publica este interesante artículo, se plantean una serie de consejos para proveedores a la hora de trabajar con clientes e intentar minimizar ese posible estado de “desconexión” y mantener la “sincronía” entre ambos (algo muy importante para asegurar el éxito del proyecto y la satisfacción del cliente):

 

  • Averigua la madurez de tu cliente con respecto a sus conocimientos y capacidades en eLearning. No es raro asumir que el “propietario” del proyecto por parte del cliente (sobre todo si es el experto en la materia) entiende todo lo que hay que entender en relación al diseño instructivo, gestión del proyecto, capacidades de la plataforma, etc…. En general un cliente que no tiene un equipo dedicado al eLearning podría considerarse como principiante. Mediante preguntas sencillas al cliente al inicio del proyecto se puede establecer el nivel de experiencia del cliente, permitiendo (al proveedor) un mejor soporte durante el proyecto (soporte a procesos internos del cliente, sobre todo de aprobación y testeo, por ejemplo mediante plantillas).
  • Construye en contingencia. Siempre es mejor prometer menos y entregar más que lo contrario. Asegura que el plan del proyecto permite un tiempo de respuesta suficiente al cliente y que el cliente entiende qué implica la realización de una revisión interna completa del entregable.
  • Educa el cliente en buenas prácticas. Los clientes no saben lo que no saben y eso les dificulta para emitir buenos juicios. Ayuda al cliente proporcionando ejemplos concretos para que entiendan qué es la calidad o la funcionalidad específica de la cual les estás hablando, permitiendo al cliente realizar decisiones informadas.
  • Se flexible en tu oferta. Los clientes buscan innovación en los procesos y resultados del proyecto, así que trata cada proyecto como único. El cliente conoce los resultados de aprendizaje que quieren obtener y entenderán la aplicación del mejor enfoque instruccional para alcanzar dichos resultados que les ofrezcas siempre que se lo expliques de forma clara y visual.
  • Usa el lenguaje del cliente. La terminología eLearning puede ser desconocida para clientes con poca base en eLearning. Considera cambiar la terminología utilizada para adaptarte a la suya (y como recomendación establece al inicio del proyecto un vocabulario común para ambos).
  • Se honesto. Si hay algo que internamente va a impactar en el proyecto, trasládalo al cliente lo antes posible.
  • Asegura procesos internos sólidos. Un buen proveedor de eLearning es el que tiene solidos procesos de gestión de proyectos y de control de la calidad. Demuestra esta potencialidad al inicio del proyecto y asegúrate de llevar a cabo un informe transparente de cierre con el cliente al final del proyecto.

¿Algo que decir? Anímate y deja un comentario!